Juanita Banana, la divertida marca de moda con identidad propia

Maravilla Muñoz ha conseguido situar en el mapa a Priego de Córdoba gracias a Juanita Banana, una firma de ropa que ha logrado sorprendernos a todos colocando una de sus prendas en las páginas de la prestigiosa revista Vogue, «la Biblia de la moda» según esta joven diseñadora y empresaria que también hizo sus pinitos en el mundo de la fotografía y el diseño gráfico.  

Sus innovadoras camisas con estampados tropicales, sus faldas, camisetas, vestidos y chaquetas podemos encontrarlas ya en Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla, Córdoba, Almería, Burgos, Rota, Santiago de Compostela, Palma de Mallorca, Cádiz y Zaragoza. A finales de 2014, la artista cordobesa decidió embarcarse de lleno en su proyecto de moda y desde entonces no ha parado de crecer. 

El éxito de su marca se debe al relato que la atraviesa y a su carácter único. Sus padres, quienes trabajaron en la industria textil toda su vida, tuvieron que recortar plantilla tras la crisis que azotó España en el 2000. Principalmente, porque las marcas deslocalizaron su producción a otros países como China, Hong Kong, México, India o Bangladesh. Una tendencia hoy asociada a la contaminación y a la explotación laboral.  

Contrariamente a las marcas de moda rápida, Maravilla afirma que Juanita Banana busca “ser color y no un número”. Con tan solo dos manos es capaz de producir hasta 200 prendas al mes. Las tiradas de cada modelo están seriadas, para que cliente sepa cuántas prendas como esa hay y viva la experiencia de usar una prenda única en el mundo. Una marca muy comprometida con la producción sostenible y tradicional, que aspira a lo diferente, a la valoración del trabajo artesanal y a la originalidad.

¿Sabes cómo lograr un relato que identifique tu marca y la haga única?

Marcas que enamoran por su singularidad 

Juanita Banana, el alter ego de Maravilla, es una de esas marcas que enamoran por su singularidad y los valores que trata de representar. Es una firma que defiende a capa y espada valores como la ética responsable y la sostenibilidad. Principios que aprendió viendo a sus padres dirigir una fábrica industrial de confección de camisas en su localidad natal. La empresaria cordobesa, de hecho, trabaja a destajo ocupándose de cada detalle para conseguir que su comercio local y responsable siga siendo viable a largo plazo. 

Y no son pocas las dificultades que encuentra para ello. Principalmente, dar con talleres en España que acepten sus producciones reducidas que hagan posible el crecimiento de la marca. La industria textil hoy en día solamente apuesta por grandes cantidades fabricadas en serie. 

Juanita Banana es un ejemplo de proyecto que logra conectar con su público gracias a un relato de esfuerzo incansable, superación y valores bien definidos.

Entradas recomendadas